Santiago en Picada / Lili Marleen

Nota: En este restaurant pagamos la cuenta

P1010950.jpg

De todos los restaurantes que he visitado, no hay uno más carnívoro y menos light que Lili Marleen.

Además de ser un bastión del Pinochetismo, que se puede ver en paredes, estatuas, música, fotos, cuadros e incluso una réplica del funeral del finao con soldaditos de plomo, Lili Marleen debe ser uno de los mejores lugares para comer en la capital.

Absolútamente todo es rico, desde los pancitos con salsa que llegan para calentar el ambiente al shop bien servido en jarrones pesados y rebosantes de birra.

 Te atienden de lujo, tienen pocos platos y en precio está muy bien para la experiencia y lo preciso de la oferta.

Lili Marleen es comida casera Alemana. Carnes, sauerkraut, gurkens, goulash, fricandelas, kassler, costillar, perniles dorados como niñas playeras de reñaca...Un paraíso de la caloría y del carbohidrato que desajusta cualquier dieta y hace tan feliz a la guata que, en mi caso, es para ir cada dos meses por un patacón de cosas buenas y bien preparadas.

Hay cosas que uno puede pedir por 1/2 platos, por lo mismo pregunte, para que pueda probar de todo cuando vaya. El crudo se puede pedir hasta por 1/4.

Nosotros gastamos $20000 (más propina) entre dos personas. Para eso pedimos:

P1010949.jpg

1/2 Lomo Kassler ($4500) Un trozo de jamón dorado, ahumado, grasiento, hermoso y tan tierno que no es necesario meterle cuchillo...Un sueño carnívoro.P1010948.jpg

Papas salteadas ($2600) con mantequilla, tocino, cebolla y kilos de más de sólo mirarlas. Son tan buenas que son las primeras en irse de la mesa.P1010947.jpg

1/4 Crudo ($2500) Ay madre santa, que decir de este crudo...Si no es el mejor que he probado, no se que es. Es tan generoso, de textura aterciopelada y sabor suave, que pedir un cuarto para uno nunca es suficiente. Me iría a sentar a comer un crudo en la barra, con una Erdinger de medio, y sería feliz.

P1010946.jpg

Fricandela Lili Marleen ($3900) Jugosa, dorada, con gurken (pepinillos) y pimenton verde. Un sabor único y delicioso.

Tomamos un shop Torobayo de medio ($2500) y un jugo de pera muy pequeño para el precio ($1750)

Más allá del entorno y la leyenda negra del lugar, el Lili Marleen es un restaurante de lujo para cualquier carnívoro de tomo y lomo. Quizás no es el mejor lugar donde llevar a la polola, y menos un lugar para ir suelto de cuerpo con alguien sensible al bombardeo de memorabilia pinochetista, pero es perfecto para ir con amigotes a comer carne, tomar cerveza y maldecir, o para pasarlo bien disfrutando de genuina comida alemana.

Hay Erdinger en Shop! (cerveza de trigo) aproveche ;)

Saludos!

Pancho Araya®

LILI MARLEEN

Julio Prado 759, Providencia

RESERVE!!!!!

|

Comentarios

Uno de estos días voy a ver si soy capaz de hacer vista gorda a todos los "acompañamientos" del Lili Marlene y probar su tan comentada cocina.  Versus el Tante Marlene que tal anda? Porque este último es bastante más sobrio en su decoración...

Definitivamente tendré que ir a conocerlo...

Gracias por los datos

el toque pinochetista le da un plus bastante bizarro al lugar!! me tinca ir a maldecir , como dijo un español, " a oxidados dictadores"". buenas fotos!!!

Varias veces he oído hablar sobre lo magnífico que resulta comer en Lili Marlén. Por si fuera poco, la comida alemana es una de mis favoritas. Sin embargo, no podría sentarme a comer con una foto de Pinochet al frente. Se me quitaría el hambre de inmediato, y posiblemente me darían ganas de vomitar. No, definitivamente, ése no es lugar para mí. Paso.

Es un buen restaurante, pero un poco añejo. En Chile faltan restaurantes alemanes más modernos, hay puros restaurantes tipo Heidi. Quizás el único que se escapa es el Hockenheim, que es más siglo XXI

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar