Santiago en Picada / Mercado Central

Después de grabar este capítulo llegamos a  la oficina pasados a machas y almejas, congrios y piures. Yo me fui a bañar a la casa, mis compañeros no corrieron la misma suerte.

Saludos!

Pancho Araya®

|

Comentarios

Como te castigas Pancho!!!

q puedo decir?'

excelente pagina

muy muy wena

y vuelvo a reiterar

en el video del rishtedar solicite ayuda

espero puedas pancho

se le agradece

y vivan las picadas

 

bunisima, una forma de ver la gastronomia mas cercana demostrando lo que realmente importa, los lugares, la atencion, la comida y el precio.

 

Felicitaciones excelente espacio.

 

Qué irónico... el Tío Willy y Pailas Blancas son precisamente la razón por la cual no voy más al mercado.

Otrora comía la "Parmesana Tío Willy", un contundente librillo con surtido de mariscos total, a la parmesana... exquisito... hasta que un día fui con mi hija de 7 años... que quería comer pescado (cuando un niño te dice eso, debes correr y dárselo!!! aleluya NO McDonalds!!!)... fui entonces a mi "picada" y la experiencia fue horrible... de partida, cambiaron el local y ahora tiene un "estilo" juvenil y "moderno", sin la decoración típica de una picada de esta cocina... pero bue... lo peor... el pescado con un persistente olor a amoníaco... que lo notaban desde otras mesas... síntoma inequívoco de descomposición... (sin considerar que demoró más de 25 minutos... en un lugar de alta rotación de este plato???... a lo menos raro e impresentable...) ante mi obvio reclamo... y tras una escueta disculpa del garzón que pasaba por la mesa tarde mal y nunca, volvió otro plato... más penoso que el anterior... se notaba que lo habían cocinado en otro local... el plato era distinto, la ensalada, las papas de acompañamiento y hasta el corte y la fritanga... y adivinen... otra vez con olor a amoníaco... claro que esta vez más sutil... lo volví a rechazar y no me ofrecieron ningún tipo de reparación ni disculpas... JAMÁS volvería a un lugar donde no son capaces de admitir errores...

y bue... pasado meses desde entonces... decidí probar suerte nuevamente el fin de semana pasado, con mi polola... asumiendo que sólo habiá sido un mal sueño... elección? Pailas Blancas... (pongan atención en el nombre)...

Debo decir que a diferencia del anterior... la ambientación es muy acogedora y harto tuvo que ver en mi decisión de entrar...

Ambos íbamos con una idea clara... paila marina... (asumiendo que el nombre del local hacía referencia a su especialidad)

Antes de ordenar le pregunté al garzón en qué consistían los tipos de pailas... y me indicó que todas partían con una base de SURTIDO de mariscos que variaban si se incluían camarones y otras delicias de aquellas... nos decidimos entonces por probar esta "base"... dado que nunca confío en el punto de cocción de los camarones en lugares así... (supongo que nadie se ofenderá por eso o se sorprenderá de tal secreto a voces...).

Una vez recibidas las pailas... me llamó la atención lo deslavado del caldo... casi transparente, sin rastros de verduras ni nada... sólo agua y un poco de perejil flotando... luego, al comenzar a comer... el sabor... uf... cuánto llorarían las señoras de Angelmó si probaran este caldo... insípido, ni para sopa de choro le alcanza... y ahí sigue el chascarro... el denominado "surtido de mariscos" indicado por el garzón previamente, no pasó de ser precisamente una colección de microscópicos choritos, disimulados con un par de choros maltones pequeños y otros choros normales... todo recocido y sin sabor... y eso... eso sería todo...!!! yo tuve la suerte del día y obtuve una almeja que quizá llevaba semanas en la olla, pues tenía la consistencia de un Pirelli de la F1, pero mi polola... nada!!!... sólo choros... bue... al menos así puede conservar intacta su linda dentadura...

Molesto por el sabor y el contenido pedí la cuenta y le hice saber esto al garzón... quien refunfuñó "para eso hay pailas especiales"... y para coronar... "esta es una simple paila"... despidiéndose para siempre de su inicial hospitalidad.

En fin... había leído artículos en los diarios que daban cuenta de lo decepcionante que puede llegar a ser este lugar tan tradicional... pero con mis experiencias directas, ya he quedado "escueleado", como dicen en el campo...

Y en el mismo campo una señora decía un día al carnicero que le vendió carne dura... "señor... si la plata con la que le pago está buena... y se puede gastar... por qué ud. me vende carne mala"????

En fin... creo que estas experiencias con cocina marina local hacen que los restaurantes peruanos cada vez conquisten más clientela... no cabe duda de eso.

Gracias y saludos!!

Alejandro.

OH!!! genial...muy buena página...excelentes tomas!!! y justo nadaba buscando info sobre el pailas blancas pq dicen q es muy bueno.

Invitare a mi pololo este domingo para su cumpleaños!

 

Salud!

Hola! Estoy viajando a Santiago el 31/3 y quisiera oreguntarte ya que noto que lo tuyo es la degustacion culinaria si conoces en Santiago resto a puertas cerradas o pop-up restaurant? Espero que puedas audarme. Mil gracias!

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar